Internacional Argentina España Si está fuera de Argentina o España compre por nuestra tienda Internacional
Loading...
(0) Subtotal de la cesta: 0,00 AR$

No tiene artículos en su carrito de compras.

Más vistas

Los Años de Oro

Sea el primero en dejar una reseña para este producto

Disponibilidad: En existencias

560,00 AR$
O BIEN

Autor:  

Jonh Benians

Editorial:  

Antroposófica

Medidas:  

15x 22,5 cm

ISBN:  

987-9066-76-8

No. de Paginas:  

186

Peso:  

0.19 Kg.

Descripción rápida

El niño en el hogar y en la escuela. Los cuatro temperamentos, cómo reconocerlos y tratarlos, su educación por medio de cuentos y dramatizaciones. Cómo cultivar lo positivo. El desarrollo de la voluntad, del sentir y del pensar. La enseñanza en la adolescencia. Cuerpo, vida, alma y espíritu

Ver Indice

Detalles

El milagro del nacimiento es un hecho ante el cual solo nos queda detenernos con respeto y veneración; es un aconte-cimiento en el que los Divinos Poderes nos transmiten la responsabilidad del futuro... El niño que acaba de llegar al mundo está lleno de posibilidades; insospechadas capacidades están aguardando su despertar. Hemos de observar y respetar al niño, reconociendo las etapas por las que atraviesa, cuanto mejor comprendamos su proceso, más podremos ayudarlo. Los cambios externos serán, para nosotros, signos de desarrollos internos, y nuestra observación deberá agudizarse a los pormenores que fácilmente pueden pasar inadvertidos. Ante los procesos significativos, tales como cambio de dientes, la pubertad y la llegada a la madurez, el modo de tratar al niño debe matizarse por nuestra comprensión de estos hitos. Debemos centrarnos en la apreciación real de la lucha del niño para despertar, a su debido tiempo, como Ser Humano sobre la Tierra. Partiendo de la observación que podemos hacer sobre los hechos que se hallan desplegados ante nuestra mirada, debemos llegar a una modelo de educación que sea correcto para nuestra época; que requiera el empleo minucioso de los sentidos y una mente sana para su comprensión. ¡Empecemos a observar al niño pequeño!

Escribir Tu Propia Revisión

Sólo usuarios registrados pueden escribir sus opiniones. Conéctese o regístrese